Composición Básica de una Fotografía: Cómo Componer una Fotografía

De todos los elementos utilizados para realizar una fotografía, uno de los que mayor repercusión tiene en la calidad del resultado es la comprensión de las reglas básicas de la composición. Su correcto entendimiento y aplicación mejoran la fotografía de cualquier fotógrafo.

La Regla de los Tercios

La aplicación de la regla de los tercios es la forma más efectiva de trasformar tus dotes para capturar imágenes. Su uso es realmente sencillo, basta con dividir mentalmente la escena en tres partes tanto horizontal como verticalmente. Los puntos donde estas líneas se cortan se conocen como “puntos de interés”. Situar en uno de esos puntos el sujeto de la fotografía y los otros sujetos secundarios a lo largo de las líneas divisorias o en los otros puntos de interés, atraerá al observador hacia la imagen y hará que ésta sea más equilibrada y poderosa.

Para el principiante, esto obliga a vencer la tendencia natural a situar al sujeto en el centro del visor. Una vez se familiarice y se sienta cómodo con este concepto será fácil comprender cuando lo apropiado sea romper la regla.

Llenar el Cuadro

Uno de los errores más frecuentes de los principiantes es situar al sujeto a tal distancia que este ocupa una pequeña parte del cuadro de la imagen. O lo que es lo mismo, que el sujeto y las líneas importantes de la imagen no se extienden hasta los bordes del visor. Para evitar este error utiliza el zoom o acercate más.

¿Horizontal o Vertical?

Algunos sujetos requieren que se fotografíen en vertical. Ante la duda, mejor hacerlo de las dos formas. Al fotografiar sujetos altos o al utilizar un gran angular para buscar puntos de vista poco usuales, disparar en vertical suele funcionar bien.

Simplificar la Imagen

Una buena fotografía, debe mostrar el sujeto o centro de atención de la fotografía con las menores distracciones posibles. Si necesitas explicar tu imagen, es un claro síntoma de que no funciona.

Debemos intentar eliminar todo excepto los elementos visuales esenciales. Todo lo que no aporte al resultado sobra. Podemos acercarnos más, probar diferentes ángulos o recomponer para capturar únicamente lo esencial.
Una pequeña variación en la altura de nuestro punto de vista puede eliminar fondos indeseados o que distraen. Bajándolo podemos recortar el sujeto contra un cielo que añada interés. Considerar un cambio de objetivo. Una forma excelente de reducir elementos que distraen es haciendo zoom.

Buscar Líneas

Las líneas en una fotografía son de una importancia extrema y pueden tener diversas funciones. Si son de suficiente interés, se pueden convertir en el mismo centro de atención.
Las líneas guían el ojo dentro de la imagen y a menudo son esenciales para mostrar profundidad y distancia en una fotografía. Pueden aparecer de diversas formas. Las líneas curvas pueden funcionar igual que las rectas. Busca líneas que se corten, convergentes e incluso sugeridas, que ayuden al observador a recorrer la imagen.

La aplicación de estas normas durante el proceso de captura de la imagen normalmente tiene un impacto positivo en el resultado.

Como pequeño resumen, a la hora de componer la imagen debemos plantearnos las siguientes preguntas:

  • ¿Que formato es el idóneo, horizontal o vertical?
  • ¿Contiene líneas guía que ayuden al espectador a adentrarse en la fotografía?
  • ¿Esta el centro de interés de la imagen en uno de los “puntos de interés” o en alguna de las líneas de división?
  • ¿Ocupa el sujeto de la imagen todo el cuadro y se han eliminado todas las distracciones?

 

Posted in Formación.