Cuanto se debe Cobrar por una Fotografia

Blogs: #2 of 6

Previous Next View All

Una cuestión que me plantean frecuentemente es; “Hay una persona interesada en adquirir una de mis fotografías, ¿cuanto dinero le cobro?“.

Es una pregunta con la que muchos fotógrafos aficionados se topan de vez en cuando pero cuya respuesta es fundamental para aquellos con aspiraciones a dedicarse a la fotografía profesional.

Algunas consideraciones:

El de la fotografía no es un mercado sencillo, conviene recordar que una fotografía vale lo que alguien este dispuesto a pagar por ella en un momento determinado. Es decir el precio depende del mercado, ley de oferta y demanda, que a su vez esta determinada por las circunstancias, de la posibilidad de volver a obtener la misma imagen (unicidad), de la accesibilidad y de la sensibilidad del tiempo.

Veamos con detalle estos factores:

Unicidad

Ocurre a veces que tomamos una fotografía que nadie podrá volver a realizar, por ejemplo un acontecimiento o un accidente. Al reflejar un hecho único nadie podrá realizar de nuevo esa imagen y por tanto esto se reflejará en su precio.

En el año 1992 (era pre-digital) tuve la ocasión de realizar una serie de fotografías de la salida de Cádiz de la Regata del 500 aniversario del Descubrimiento de América.

Sin entrar a valorar la calidad de las fotografías realizadas, el hecho objetivo es que nadie podrá volver a tomar esas imágenes. Veinte años despues una editorial mostro interés en utilizar alguna de esas fotografías en una publicación, concretamente para una publicación que conmemora los 50 años de la Op Sail: Tall Ship Odysseys: Fifty Years of Operation Sail. Llegamos a un acuerdo en el precio y publicaron cuatro de mis fotografías.

Hay que tener en cuenta a la hora de negociar, el valor añadido que supone el tener presencia en una publicación de prestigio y como este se puede materializar en más ventas. En este caso la venta de impresiones de alta calidad de las fotografías publicadas. Para ello es fundamental, en mi opinión, NO ceder nunca ¡JAMAS!, los derechos exclusivos. Estaríamos regalando nuestro trabajo. Imagina vender 1.000 copias con un beneficio de $20.00 por cada una y ¡¡por que no 10.000!!. Lo cierto es que una fotografía puede generar ingresos de manera indefinida.

Sensibilidad del tiempo

Puede que en nuestro portafolio contemos con alguna imagen que con el paso del tiempo se revalorice. No tiene por que ser una fotografía de una calidad extraordinaria, simplemente que la escena fotografiada contenga elementos que por las circunstancias que sean adquieren interés para alguien.

En otras palabras:

A veces lo que se necesita es ser el fotógrafo adecuado en el momento adecuado con la fotografía adecuada.

Accesibilidad

Volviendo al caso de los Grandes Veleros, ¿como pudo una editorial, en otro continente, interesarse por unas fotografías tomadas 20 años atrás?, en otras palabras ¿como conseguir que nuestras fotos sean accesibles?.

La respuesta es sencilla, Internet. Es imprescindible tener tu portafolio online. Sitios como Fotolia te permiten poner fotografías a la venta, si reunen sus requisitos de calidad. Si tienes las fotos adecuadas, etiquetadas correctamente, puedes competir con miles de fotógrafos en un mercado creciente por dar salida a tu trabajo eso si, a unos precios irrisorios. Otra opción es tener tu propia galería de fotografías, establecer tus propios precios y negociar de tu a tu con los clientes potenciales. Si realmente dispones de la foto que necesitan, pagarán el precio justo.

Entonces, ¿cuanto cobro por una fotografía?

No es en absoluto sencillo dar respuesta a esa pregunta. Imagina una foto de un maravilloso paisaje, si IKEA decidiera adquirir la licencia para publicarla, para vender miles de copias en todo el mundo, sin duda obtendríamos buenos ingresos. Esa misma fotografía, reportaría reducidos beneficios si fuese publicada como ilustración a un artículo de una revista. Una cosa es clara, el precio de una fotografía depende de muchos factores, pero si vendes barato perjudicas al resto de los fotógrafos.

Como punto de partida para negociar un precio puedes consultar aquí, pero ten en cuenta que los precios listados no siempre son realistas. El problema es que la competencia es feroz, no hay precisamente falta de candidatos para realizar el trabajo, y debido a que el precio del equipo fotográfico es relativamente barato los precios están cayendo.

En resumen: tu fotografía vale lo que alguien este dispuesto a pagar. Si no sabes por donde empezar pregunta cuanto están dispuestos a pagar y a partir de esa cifra negocia.

PD: Para ver que tipo de fotos interesan a IKEA visita Photographers Direct